Camino de Santiago

Beneficios psicológicos de hacer el Camino de Santiago

 

¿Has hecho alguna vez el Camino de Santiago? Si lo has hecho alguna vez, quizás te interese leer este artículo. Y si no, quizás aún más… Son muchos los beneficios psicológicos de hacer el Camino de Santiago. 

 

Hoy vengo a hablar (desde un lugar algo más personal) de lo feliz que me siento cada vez que hago el Camino de Santiago. La verdad que soy muy apasionado de esta ruta desde la primera vez que lo hice hace ya unos 12 años.

 

¿Y qué es lo que hace que el Camino me apasione tanto? Pues muchas cosas, como por ejemplo:

 

  • El contacto con la naturaleza: Somos naturaleza y venimos de  ahí. Nos carga las pilas volver de alguna manera al entorno del que formamos parte.
  • Conecto con lo esencial de la vida: Como una peregrina se había tatuado: «caminar, comer, y dormir». Cada vez que hago el Camino me doy cuenta que no necesito tanto…aunque luego se me olvida.
  • Conexión con el cuerpo: Nuestro cuerpo de sapiens está hecho para caminar. Como hacían nuestros ancestros, en el Camino se viaja caminando. Diría que es el concepto de viaje más real. Aunque al principio sentimos desengrasado nuestro cuerpo cuando caminamos tanto, éste se va acostumbrando. El cuerpo puede mucho más de lo que nuestra mente nos cuenta.
  • Soltar un poco el «yo»: Allí, en el Camino, no importa tanto el rol que traes de la vida cotidiana, ni tu posición social, ni tus creencias, ni siquiera tu país. En el Camino nos igualamos, sintiendo que formamos parte todos de la especie humana. Sin más.

 

Me gusta también pensar en el Camino como una metáfora de la vida. En el Camino a veces toca atravesar por lugares que no siempre son bonitos (asfalto, demasiado calor, o una etapa muy dura…). Pero el aprendizaje es entender que la vida a veces también es eso, y que cuando eso sucede, lo mejor que podemos hacer es atravesar todo eso con las emociones que conlleven de la mano, y a ser posible con una actitud de aceptación.

 

El peso que cargamos en la mochila, si nos dejamos estar o nos exigimos caminar más de lo que necesitamos, como hago con las personas con las que me relaciono en el camino, etc. Todo es una representación de un microcosmos del macrocosmos que es la vida. El Camino es un buen lugar de autoobservación y de tomar conciencia de mí.

 

Aparte de lo que comento de mi experiencia personal, ¿sabías que hay un estudio científico sobre los beneficios psicológicos de hacer el Camino de Santiago? Se llama Proyecto Ultreya y te invito a que le eches un vistazo.

 

Decirte que además de caminante apasionado, soy psicólogo y terapeuta gestalt. Hago psicología online y psicoterapia online para atenderte allá donde estés. Si quieres contactar conmigo, sólo tienes que acceder a este enlace.

 

También te dejo esta entrevista que tuve con mi colega de profesión y también caminante apasionada Nieves Casanova. Espero que la disfrutes.



Call Now Button
× ¿Cómo puedo ayudarte?