Meditación

10 beneficios de la meditación

 

Sé que has leído por todos lados los innumerables beneficios de la meditación, o como se le llama más comúnmente, mindfulness. Esta vez no quiero hacer lo que se hace en todos lados, incluida mi propia web, que es sacar a pasear un listado.

 

Esta vez quiero hablar de mi experiencia y de cuáles han sido los beneficios que personalmente he experimentado después de practicar durante más de 10 años:

 

1.Autoapoyo: La propia postura de la meditación requiere que nos arraiguemos bien al suelo. He ido sintiendo que ese arraigo y ese autoapoyo que practico con mi cuerpo, va calando internamente, facilitándome de una mayor estabilidad emocional.

 

2. Mayor conciencia corporal: Al prestar atención a mi cuerpo a través de la respiración, he ido percibiendo una cada vez mayor conciencia de este, lo que se conoce comúnmente como propiocepción. La prociocepción a día de hoy está considerada como un sentido más, de vital importancia para desenvolverme mejor en el mundo.

 

3. Paciencia: La meditación que yo practico es en quietud. Aprender a quedarnos en quietud es una buena vía para ir desarrollando la paciencia, algo necesario para tener una vida más plena, y un buen antídoto para los estados de ansiedad.

«La paciencia es la ciencia de la paz». Dokushô Villalba.

 

4. Menor rumiación mental: He ido experimentando como con el tiempo de práctica, mi contenido obsesivo o rumiativo ha ido perdiendo fuerza. Así siento que ahora los pensamientos me ocupan menos espacio, y sin embargo pienso mejor.

 

5. Menor intensidad emocional: He ido percibiendo como ahora las emociones tienen menos intensidad. ¡Y a veces echo de menos esa intensidad! También las emociones agradables han ido bajado de volumen,  pero también es verdad que a causa de una mayor ecuanimidad emocional, la auto percepción de mi sufrimiento también es menor.

 

6. Tomarme menos en serio: No sé exactamente los mecanismos del cómo la meditación hace exactamente eso, pero atribuyo a la meditación el tomarme menos en serio, (o tomar mi «yo» menos en serio). Siento que me importa menos definirme o etiquetarme. Además, cada vez soy más capaz de reírme de mis neurosis y miserias…y creo que es una buena señal.

 

7. Capacidad de aceptación: Que no es resignación. No he desarrollado la capacidad de tirar la toalla, sino de no pelearme tanto con lo que no puedo cambiar. Aceptarme también en mi caso implica soltar el deseo loco de tener que ser otro diferente del que soy.

 

8. Consciente aquí y ahora: Es una de las cosas de las que habla la terapia gestalt: que seamos cada vez más conscientes del momento presente. Siento que la meditación me está ayudando a eso. En realidad, no hay más vida que lo que está pasando aquí y ahora.

 

9. Más empático: Quizás tomarme menos en serio e ir introduciendo una mirada amable a través de la práctica, hace que esa mirada amable interna por sí sola se vaya extendiendo hacia el resto de personas y seres. Quizás es la sensación profunda de que todos y todas formamos parte de lo mismo.

 

10. Más autoconocimiento: Otro de los puntos claves de la terapia gestalt. La mirada interna que se trabaja a través de la meditación seguramente es algo que me ayuda a tomar conciencia de mí. Arrojarnos luz no es para iluminarnos sino para tomar consciencia de nuestra mierda. Cuanto más me he ido auto-conociendo a través de la meditación, mayor conciencia voy teniendo de mis automatismos.

 

¿Te apetece conocer más a fondo el funcionamiento de la meditación o mindfulness? Es algo que trabajo dentro de los procesos de psicología online que hago, y en la mayor parte de las veces puede ser un complemento maravilloso al proceso de psicoterapia. Si estás interesado en iniciar un proceso de psicoterapia online o de terapia gestalt online, puedes contactarme por aquí.

 

Te dejo aquí este vídeo por si te interesa conocer más.



Call Now Button
× ¿Cómo puedo ayudarte?